El nostre éxit: la nostra forma de ser
El nostre éxit: la nostra forma de ser
Centre del Peu Mayral SCP Podologia - Ortopèdia
Centre del Peu Mayral SCP     Podologia - Ortopèdia

Cuidarse los pies. Una tarea fácil y sencilla. A continuación varios consejos.

 

Después del aseo diario, es importantísimo:

-.Secarse bien los pies haciendo hincapié en los espacios interdigitales (entre los dedos). Si es gente mayor y no pueden llegar... aconsejamos el uso del secador de pelo sin aire caliente, ya que normalmente hay problemas vasculares y el calor directo no les va bien.

-.Hidratación correcta del pie, en principio cualquier crema sirve, pero cuando la piel continua seca, acudir al especialista para valorar y recetar la que convenga. Normalmente con aplicar una vez al día, basta.

Semanalmente valoraremos:

-.Llevar las uñas bien cortadas. Si están muy largas corremos el riesgo que rocen con la punta del calzado y provoque pequeños microtraumatismos con lo que podemos causar hematomas subungueales(sangre debajo de las uñas), si por el contrario están muy cortas, al apoyar el dedo en el suelo, la carne sube para arriba impidiendo el crecimiento normal de la uña y pudiendo provocar que se clave o que salgan callosidades. Cortar las uñas rectas; si molestan las esquinas limarlas, nunca meter la tijera, nosotros no lo hacemos, ya que con las tijeras no se llega al fondo y acabas cortando más uña de la necesaria, y perjudicándola más. Mejor acudir a un profesional, que tiene mejores instrumentos y técnicas.

-. Dureza del talón. Ésta sale por fricción con el calzado, sobretodo en verano, al llevar el pie más suelto. Por lo que recomendamos limar un poco cada día después de la ducha, cuando la piel está reblandecida, y después aplicar una crema que contenga urea. Nunca cortar esta dureza con tijeras o "pelacallos", las durezas crecen aún más, y corremos el riesgo de dejar la piel muy fina, y al estar seca, al apoyar el pie se puede abrir causando grietas, que hasta pueden llegar a sangrar.

 

El cuerpo es muy sabio, cuando hay algún problema protesta, en el pie lo manifiesta mediante dolor y/o callosidades. La piel delante un aumento de la presión, para no hacer herida, se endurece, apareciendo la dureza cuando afecta a una zona extensa y el callo o ojos de pollo en un punto en concreto. El trabajo del podólogo no es, sólo, sacar las queratosis, sino hacer una valoración y evaluar las causas para que éstas no vuelvan a aparecer. Debajo de la piel hay huesos, por lo que un exceso de presión equivale a un exceso de presión sobre el hueso... deformándolo, o sobre una articulación haciendo que ésta trabaje más forzada y se desgaste apareciendo la artrosis. Por lo que nuestro trabajo radica en evitar la deformidad del hueso y la artrosis, ya que en este punto, la corrección suele ser la quirúrgica, o un tratamiento paliativo para que el problema no vaya a más.

 

Los hongos o micosis dérmicos, suelen aparecer en condiciones de húmedad, por lo tanto, el primer paso a seguir para tratarlos, es secar bien los pies y tratar la hiperhidrosis (exceso de sudor). Nos gusta aplicar productos en polvo, son más astringentes; aplicarlos en el pie y en el calzado. Interesa mantener el pie lo más seco posible, por lo que si hay posibilidad hacer cambio de calzado, durante el día. También es recomendable utilizar plantillas antitranspirantes, y cuando nos descalcemos sacar la plantilla para airearla y secarla. Alternar con el antimicótico que se recete. También es necesario la aplicación de tratamiento en el calzado, ya que este puede ser fuente de sobrinfección.

 

Los hongos ungueales, son distintos. Hasta hace poco, el procedimiento era hacer un cultivo para confirmar e identificar el hongo, y despues de recortar la uña, recetar los antimicóticos, bien en laca (la aplicación es bisemanal) o de aplicación diaria durante meses y años. También hay la posibilidad de hacer un tratamiento via oral, pero hay el inconveniente de que suelen ser bastante hepatotóxicos, por lo que si se tienen que alargar en el tiempo tienen que ser seguidos con analítica sanguínea. El éxito suele ser escaso, por la duración del tratamiento y al ser un problema estético e indoloro... la gente se acaba cansando.

Hoy en día hay podólogos que disponen de láser Podylas S30. Al fin, un tratamiento rápido y efecaz. Es un tratamiento innovador y el porcentaje de éxito es del 90%. En pocas sesiones y en pocas semanas se ve la mejora y curación de la uña.

Cuidarse los pies. Una tarea fácil y sencilla. A continuación varios consejos.

 

Después del aseo diario, es importantísimo:

-.Secarse bien los pies haciendo hincapié en los espacios interdigitales (entre los dedos). Si es gente mayor y no pueden llegar... aconsejamos el uso del secador de pelo sin aire caliente, ya que normalmente hay problemas vasculares y el calor directo no les va bien.

-.Hidratación correcta del pie, en principio cualquier crema sirve, pero cuando la piel continua seca, acudir al especialista para valorar y recetar la que convenga. Normalmente con aplicar una vez al día, basta.

Semanalmente valoraremos:

-.Llevar las uñas bien cortadas. Si están muy largas corremos el riesgo que rocen con la punta del calzado y provoque pequeños microtraumatismos con lo que podemos causar hematomas subungueales(sangre debajo de las uñas), si por el contrario están muy cortas, al apoyar el dedo en el suelo, la carne sube para arriba impidiendo el crecimiento normal de la uña y pudiendo provocar que se clave o que salgan callosidades. Cortar las uñas rectas; si molestan las esquinas limarlas, nunca meter la tijera, nosotros no lo hacemos, ya que con las tijeras no se llega al fondo y acabas cortando más uña de la necesaria, y perjudicándola más. Mejor acudir a un profesional, que tiene mejores instrumentos y técnicas.

-. Dureza del talón. Ésta sale por fricción con el calzado, sobretodo en verano, al llevar el pie más suelto. Por lo que recomendamos limar un poco cada día después de la ducha, cuando la piel está reblandecida, y después aplicar una crema que contenga urea. Nunca cortar esta dureza con tijeras o "pelacallos", las durezas crecen aún más, y corremos el riesgo de dejar la piel muy fina, y al estar seca, al apoyar el pie se puede abrir causando grietas, que hasta pueden llegar a sangrar.

 

El cuerpo es muy sabio, cuando hay algún problema protesta, en el pie lo manifiesta mediante dolor y/o callosidades. La piel delante un aumento de la presión, para no hacer herida, se endurece, apareciendo la dureza cuando afecta a una zona extensa y el callo o ojos de pollo en un punto en concreto. El trabajo del podólogo no es, sólo, sacar las queratosis, sino hacer una valoración y evaluar las causas para que éstas no vuelvan a aparecer. Debajo de la piel hay huesos, por lo que un exceso de presión equivale a un exceso de presión sobre el hueso... deformándolo, o sobre una articulación haciendo que ésta trabaje más forzada y se desgaste apareciendo la artrosis. Por lo que nuestro trabajo radica en evitar la deformidad del hueso y la artrosis, ya que en este punto, la corrección suele ser la quirúrgica, o un tratamiento paliativo para que el problema no vaya a más.

 

Los hongos o micosis dérmicos, suelen aparecer en condiciones de húmedad, por lo tanto, el primer paso a seguir para tratarlos, es secar bien los pies y tratar la hiperhidrosis (exceso de sudor). Nos gusta aplicar productos en polvo, son más astringentes; aplicarlos en el pie y en el calzado. Interesa mantener el pie lo más seco posible, por lo que si hay posibilidad hacer cambio de calzado, durante el día. También es recomendable utilizar plantillas antitranspirantes, y cuando nos descalcemos sacar la plantilla para airearla y secarla. Alternar con el antimicótico que se recete. También es necesario la aplicación de tratamiento en el calzado, ya que este puede ser fuente de sobrinfección.

 

Los hongos ungueales, son distintos. Hasta hace poco, el procedimiento era hacer un cultivo para confirmar e identificar el hongo, y despues de recortar la uña, recetar los antimicóticos, bien en laca (la aplicación es bisemanal) o de aplicación diaria durante meses y años. También hay la posibilidad de hacer un tratamiento via oral, pero hay el inconveniente de que suelen ser bastante hepatotóxicos, por lo que si se tienen que alargar en el tiempo tienen que ser seguidos con analítica sanguínea. El éxito suele ser escaso, por la duración del tratamiento y al ser un problema estético e indoloro... la gente se acaba cansando.

Hoy en día hay podólogos que disponen de láser Podylas S30. Al fin, un tratamiento rápido y efecaz. Es un tratamiento innovador y el porcentaje de éxito es del 90%. En pocas sesiones y en pocas semanas se ve la mejora y curación de la uña.

Contacte

Centre del Peu Mayral 
Casanova 97
08011 Barcelona

 

Correu electrònic: centredelpeumayral@gmail.com

 


També pot trucar-nos al telèfon: 934546539 o bé utilitzar el nostre formulari de contacte.

Horari: 09:30h a 13:30h i de 16:00h a 20:00h

Centre de podologia autoritzat pel Departament de Salut Núm. de registre: E08895760

Centre dispensador d´articles ortopèdics CATSALUT.

Centre del Peu Mayral SCP en xarxes socials :